Abstenerse de votar el referendo  es hacerle el juego a todos los enemigos de la democracia colombiana.

Uno de los problemas más grandes del referendo es su extensión y complejidad. Muchos son los que no se han atrevido a leerlo aun tratándose de profesionales con un mayor bagaje cultural para entenderlo. Ni hablar de las clases populares que además poco acceso tienen a los medios de comunicación escritos y entre quienes la comprensión de lectura no es su fuerte. Por supuesto que para éstos, e incluso para los otros, es más fácil quedarse en casa que salir a votar un texto larguísimo del que no pueden dilucidar, por sí mismos, las mentiras que los opositores han propagado para sembrar las dudas sobre el mismo.

La complejidad del texto es propia de la mentalidad leguleyista que ha primado en Colombia a lo largo de la historia, también nuestras constituciones y leyes han sido largas y confusas, plagadas de incisos y parágrafos que pretenden delimitar las normas bajo el sentido preciso de las palabras lo cual, sin embargo, no ha impedido nunca que se den interpretaciones descaradas que violan flagrantemente el espíritu de las mismas. En otras latitudes prima la filosofía de los principios que se desean preservar y no la redacción; y se respetan los precedentes que sientan jurisprudencia o sea el viejo principio de que la tradición hace ley.

En Suecia se realizó hace poco un referendo y la pregunta era de un renglón. Con todo y que se trata de un país muy educado. Aquí vamos a definir 15 referendos en uno, con unos textos cuya lectura tarda más de quince minutos. Ya se rumora que sectores de la oposición han preparado una especie de sabotaje que consiste en enviar a sus bases a ‘votar’ en operación tortuga, monopolizando los cubículos para provocar un bloqueo mayúsculo y que así sean muy pocos los que logren sufragar.

Lo que debería ser un evento democrático que abriera caminos de participación terminó siendo un motivo más de discordia, de polarización y distanciamiento. La verdadera trampa tras el referendo ha estado entre quienes promovieron un supuesto ‘abstencionismo activo’ pues cuando se conceptuó que abstenerse era válido se hizo en el entendido de que en nuestro país no existe el voto obligatorio y no porque ello sea una opción democrática.

No están errados quienes opinan que los abstencionistas están dándole un entierro de tercera a un mecanismo que se considera imprescindible en las democracias pero que en nuestra Constitución Política se consagró con un rosario de vulnerabilidades: es difícil de convocar, está supeditado a una especie de ‘peaje’ en el Congreso de la República y en la Corte Constitucional y requiere un considerable umbral del 25 por ciento del potencial electoral para pasar.

La actitud de los abstencionistas deja heridas difíciles de restañar en el trasegar político; tanto es así que no es difícil imaginar lo que ocurrirá cuando los opositores de hoy quieran acudir a una consulta popular de esta naturaleza y se les pague con la misma moneda, con actitud vengativa, de tal manera que las mayores oportunidades de participación terminen por alejarnos más en vez de acercarnos, termine poniéndose en contra de la reconciliación entre los colombianos.

Puede que el referendo sea reiterativo de algunas normas ya existentes, confuso, largo, que incluya reformas económicas no propuestas originariamente; que se acuse de ser inocuo, innecesario y costoso pero, si de algo sirve, aquí proponemos votar afirmativamente todos los puntos excepto el cuarto, o votar como se quiera pero no abstenerse, eso es hacerle el juego a todos los enemigos de la democracia colombiana.

RECUERDE LOS PUNTOS DEL REFERENDO

1. Pérdida de derechos políticos: Propone que las personas que hayan sido condenadas por robarle al Estado no puedan ser elegidas ni nombradas para cargos públicos, así como tampoco hacer contratos con el Gobierno.

Votar SI

2. Voto nominal: Propone que cuando los congresistas aprueben las leyes, podamos conocer lo que vota cada uno.

Votar SI

3. Suplencias (eliminación de carruseles pensionales): Propone que los congresistas, concejales y ediles no tengan suplentes y que sólo puedan remplazarse cuando su retiro sea involuntario y definitivo.

Votar SI

4. Facultades de las corporaciones públicas de elección popular en la dirección y control de la Hacienda Pública: Propone que nos consulten a todos en qué se gasta el dinero para el territorio nacional. Esto se haría por medio de unas reuniones con la gente, que se denominan audiencias públicas, en donde todos podemos opinar.

Votar NO

¿POR QUÉ?

Porque este punto le da demasiado poder a los politiqueros (concejales, diputados y congresistas) para manejar los presupuestos en detrimento de alcaldes, gobernadores y presidente. En teoría está bien concebido pero en la práctica puede ser un desastre.

5. Servicios administrativos del Congreso: Propone que los congresistas se dediquen únicamente a su trabajo que es hacer las leyes, y que las funciones administrativas del Congresos las realicen entidades especializadas.

Votar SI

6. Reducción del tamaño del Congreso: Propone reducir los puestos en el Congreso de 267 a 218 y repartirlos de una forma diferente que le de verdadera representación a todos los territorios, las comunidades indígenas, las negritudes, los colombianos en el exterior e incluso a grupos en proceso de paz y a desmovilizados. Los ahorros que aquí se generen se destinarán a educación y saneamiento básico.

Votar SI

7. Pérdida de investidura: Propone que los Congresistas, Diputados, Concejales y miembros de las Juntas Administradoras Locales pierdan su puesto por:

 Faltar a trabajar.

 Dar o recibir auxilios con dinero público.

 Financiar indebidamente sus campañas políticas.

Votar SI

8. Limitación a pensiones y salarios con cargo a recursos de naturaleza pública: Sugiere que nadie pueda pensionarse con una pensión superior a 25 salarios mínimos mensuales, pagada por el Estado y que la plata que se ahorre con esa medida se use para pagar los sueldos y pensiones de los que ganan menos.

Votar SI

9. Supresión de contralorías departamentales, distritales y municipales: Propone que se eliminen las contralorías regionales y que su función de vigilar los gastos sea asumida por la Contraloría General de la República.

Con la eliminación de estas entidades se ahorrará mucho dinero, que se invertirá en la educación de los niños pobres de Colombia.

Votar SI

11. Auxilios con dineros públicos: Propone prohibir todos los auxilios para apoyar campañas políticas, agradecer favores y comprar votos a los diputados, concejales y congresistas. Quienes incurran en estas faltas perderán sus puestos.

Votar SI

12. Nuevos recursos para educación y saneamiento básico: Propone que el dinero que se ahorra con la eliminación de las contralorías regionales (punto 9) se use en los próximos 10 años para mejorar la educación preescolar básica y media de los niños pobres, construir restaurantes escolares, dar matrículas gratis a los niños pobres, construir acueductos y alcantarillados.

Votar SI

13. Recursos para educación y saneamiento básico: Sugiere que parte de las regalías se gasten así: una parte en educación, otra en alcantarillado y agua potable, otra en las pensiones de los colombianos y otra en la recuperación del río Cauca.

Votar SI

14. Finanzas públicas sanas: Propone que durante los próximos dos años no aumenten los gastos de las entidades del Estado, y que se congelen los salarios y pensiones de los empleados públicos que ganan más de dos salarios mínimos. Ese ahorro se reservará para pagar las pensiones de empleados públicos, profesores y empleados de la salud.

Votar SI

15. Partidos políticos: Propone que sólo puedan ser candidatos quienes pertenezcan a partidos o grupos de ciudadanos que hayan tenido votos representativos en las elecciones anteriores(el 2% ó más en las del congreso, o el 5% ó más en las presidenciales). Y también los que pertenezcan a minorías como las negritudes y los indígenas. Así se controla la moral y la transparencia de las elecciones.

Votar SI

18. Vigencia: Propone que todos los puntos que salgan aprobados en la votación del Referendo se cumplan de inmediato, menos el punto 6 (reducción del Congreso), que se hará a partir de las próximas elecciones.

Votar SI

También le puede interesar

Posted by Saúl Hernández

Deja un comentario