Es tal el fracaso del comunismo, que en Cuba el gobierno está impulsando el uso de bueyes en las tareas agrícolas en vez de tractores. Mientras en Medellín, por ejemplo, se ha llegado a la feliz prohibición de los coches tirados por bestias -las conocidas ‘zorras’-, mediante arreglo económico con los cocheros, cosa que en el resto del país debe llevarse a cabo por mandato de ley, los hermanos cubanos siguen padeciendo el atraso al que los tiene postrados esa maldita dictadura.

Cuba regresa a la era del buey

EL PRESIDENTE RAÚL Castro dice que los bueyes pueden ser muy útiles en estos tiempos de crisis económica global, porque ayudan a producir alimentos sin gastar combustible. Para otros es una idea retrógrada.

El Colombiano – John Eric Gómez Marín – Medellín | Publicado el 6 de septiembre de 2009

En China es el año del buey y podría serlo también para Cuba. El presidente Raúl Castro está promoviendo volver a los bueyes como herramienta para el arado en la agricultura y con esto alivianar la severa crisis económica que padece la isla.

El Mandatario impulsa un programa piloto que entrega tierras a los granjeros con la condición de que no utilicen tractores en el arado de los campos.

“Debemos ahorrar energía y combustible, incluso si tenemos bastante. La idea es trabajar básicamente con los bueyes”, indicó Castro al Parlamento.

En diálogo con EL COLOMBIANO, el director de la Fundación Nacional Cubano Americana en Estados Unidos, Omar López Montenegro, calificó la propuesta como “una medida dictatorial que demuestra la mentalidad retrógrada de Raúl castro”.

Mientras el Gobierno en la isla asegura que la economía cubana fue devastada por tres huracanes el año pasado y que la recesión global ha generado una alta deuda obligándolo a reducir radicalmente el gasto, López Montenegro indicó que “ahora en el mundo se está hablando de crisis económica, Cuba está en una crisis económica desde años atrás y se agudizó en los 90. Es decir, lo que para muchas personas en el mundo entero resulta un problema, los cubanos lo enfrentaron permanentemente en estos 50 años de comunismo”.

Por su parte, Castro argumenta que “un número cada vez mayor de agricultores ya han implementado los bueyes con excelentes resultados”.

Aunque Cuba recibe más de 100 mil barriles de petróleo libres al día por parte de Venezuela, ha comenzado la campaña de ahorrar el combustible.

El Ministerio Agrícola dice tener más de 265 mil bueyes capaces de igualar la producción de los tractores durante la época de siembra.

Unas 82 mil personas que se acogieron a la propuesta castrista han recibido más de 500 mil hectáreas, el 40 por ciento de tierras que expropió el Gobierno por considerarlas ociosas.

Fuentes en la isla indicaron que el programa aumentó levemente la producción de papas y tomates.

Sin embargo, el asesor de la fundación cubana Un Mundo Mejor es Posible, Fernando Ruiz Acosta, dijo a este diario que “la cosecha se hace más lenta, además un tractor hace el trabajo de cinco equipos de bueyes”.

Otra de las medidas tomadas por el régimen cubano para “contrarrestar la crisis” fue la de eliminar las importaciones de varios productos de la canasta familiar como la carne, el aceite de cocina y el papel higiénico.

Esto acarrea ciertos riesgos, porque frente a la carencia de carne, los bueyes representan una fuente de alimento para los más pobres.

Para Juan Carlos González Leiva, presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos, “no es posible resolver los problemas de una nación de esa manera. Esto demuestra la falta de conocimiento que prima en Raúl Castro”.

El activista aseguró que la economía cubana se cerró a la realidad del mundo moderno, va en sentido totalmente opuesto al progreso global.

Después de cincuenta años de socialismo, las escasez en Cuba no es nueva, el problema no son los bueyes. Miles de granjeros cubanos siempre han confiado en estas bestias desde que Fidel, Raúl Castro y sus rebeldes derrocaron a Fulgencio Batista.

González Leiva teme que al paso que va la isla el sistema de salud también regrese al pasado, “en donde cuando se donaba sangre esta se sacaba con sanguijuelas”.

Al caso viene una investigación del doctor británico, Theodore Dalrymple, que hizo un estudio sobre el cuidado médico humano (socialista) con el cuidado médico veterinario (capitalista) comparó los servicios y concluyó al final de su investigación que en general era mejor ser un perro.

Contexto

Cuba intenta superar la crisis con bueyes

Cuba importa actualmente el 80 por ciento de lo que consumen sus más de 11 millones de habitantes, dado el difícil estado de la economía de la isla. El valor de importaciones cuadruplicó el de exportaciones al principio del año, la meta es tener dos equipos de bueyes para cada 38 hectáreas de tierra. El gobierno tiene un plan de entrenamiento para los herreros y los artesanos que trabajan con los bueyes, así como la fabricación de arados, los carros, las gradas y los cultivadores. Castro, está dando a granjeros y a cooperativas individuales arrendamiento de largo plazo sobre miles de hectáreas de tierra ociosa como parte de su plan para alzar la producción alimentaria.

Posted by Saúl Hernández