El hipopótamo es considerado como el animal más peligroso de África, el que más muertes humanas produce por encima de los cocodrilos y los felinos, sólo superado por las serpientes. No es fácil cazarlo y sacarlo de una región cenagosa, es una operación que implica grandes riesgos para quienes la realizan. Tampoco es fácil someterlo a cirugía para controlar su reproducción; es preciso sedarlo con una droga mil veces más potente que la morfina, con grave riesgo para quien la manipula.

La orden que se dio para eliminarlos tenía ánimo preventivo; los mismos que hoy hacen tanta alharaca habrían culpado a los funcionarios públicos por no haber actuado a tiempo en caso de que un hipopótamo hubiera asesinado un niño. No es casual que los críticos sean los mismos opositores del actual gobierno queriendo armar otro escándalo maniqueo y artificial.

Posted by Saúl Hernández