Uno de los signos más desalentadores de nuestros tiempos es la frivolización de todo. Ya nada es serio, y la circunspección ha pasado de ser un valor, una virtud, a una carga casi insoportable. A quien es serio lo miran mal y lo dejan al margen de todo. Tan grave es la cosa que cualquier frivolidad no sólo es tomada como algo apreciable y de gran valor, sino absolutamente cierta por sí misma, per se, porque sí. Ejemplos detestables son los dudosos ‘récords’ que cada tanto aparecen sobre los más variados temas, ante lo cual el famoso libro Guinness constituye el epítome más lamentable y uno de los signos más tristes de nuestra época. Por ejemplo, para vender una biografía de un actor de cine norteamericano, que acaso algún cinéfilo considere una ‘estrella’, el tal Warren Beatty, nos echan el cuento de que el fulano este se acostó con 12.775 mujeres en su vida; bueno, de aquí a marzo ajustará las 13.000, ¿qué duda cabe? Y esas frivolidades nos las cuentan en las secciones ‘Cultura’  de los periódicos… ¡estamos talando árboles para imprimir basura! El libro aclara que el galán fue virgen hasta los 20 años, “…de modo que Beatty, de 72 años, ha sido sexualmente activo durante algo más de medio siglo. En total, unos 19.000 días hábiles para amar. Lo cual arroja el nada despreciable récord de dos amantes por cada tres días” (El Mundo, 04-01-2010). Pero además nos hacen un listado de víctimas que hace palidecer de envidia a cualquiera: Jane Fonda, Natalie Wood, Julie Christie, Faye Dunaway, Vivien Leigh,  Barbra Streisand, Madonna, Cher,  Raquel Welch, Brigitte Bardot, Britt Ekland, Halle Berry, Janice Dickinson, Elle McPherson, Margaux Hemingway, Daryl Hannah, Isabelle Adjani, Jacqueline Kennedy, Joan Collins…  Bien dice el refrán que “de dinero y santidad, la mitad de la mitad”, pero en un mundo frívolo como este en que vivimos no falta quienes crean tanta majadería y hasta pretendan erigirle una estatua a este hidalgo de bragueta cuyas aventuras se me antoja que son pura paja.

Posted by Saúl Hernández