Scott Brown tiene 50 años y un perfil tipo George Clooney que debe fascinar a las damas. A los 22 posó desnudo para la revista Cosmopolitan y fue declarado como el hombre más sexy de Estados Unidos. Hoy vuelve a ser noticia por ganar -para los Republicanos- la silla del Senado que perteneció al Demócrata Edward Kenedy. La revista Cosmopolitan anunció que lo invitará a posar otra vez.

María Fernanda Valencia es una cincuentona de la clase alta de Bogotá. Está en campaña por un escaño de la cámara baja pero no tiene ningún ofrecimiento a sus electores distinto al de posar desnuda en la revista Soho, una especie de Playboy colombiana que se ha convertido en el top de los magazines: es el más ‘leído’ del país aunque allí no hay nada qué leer. Y por puro morbo obtendrá su escaño; necesita unos 50.000 votos y es probable que los obtenga con tan edificante promesa de campaña.

Un caso similar es el de la actriz Aura Cristina Geithner, quien busca escaño en el Senado a nombre del rancio Partido Liberal. Ella tampoco tiene propuestas ni ideas de ninguna naturaleza, sólo busca capitalizar la popularidad obtenida a lo largo de 25 años apareciendo en telenovelas, sexys calendarios, destapes y escándalos. El sueldo de 21 millones de pesos mensuales (US 10.500) que devengan los congresistas en Colombia no está nada mal. Claro que no cabe duda de que la Geithner clasifica en lo que se denomina ‘candidatos de opinión’, pues la mayoría de los colombianos opinamos que el suyo es uno de los mejores derrieres del país.

Posted by Saúl Hernández