Mientras Obama parece tirar la toalla en lo concerniente a la reforma del sistema de salud, por el knock down que le propinó el Republicano de Massachusetts Scott Brown, en Colombia el Gobierno aumenta los impuestos para el salvataje de las arruinadas empresas promotoras de salud en plena campaña electoral. Hay que tener los pantalones bien puestos para incrementar el IVA (impuesto al consumo) de la cerveza del 3% al 14% de un solo golpe. Al fin de cuentas no es un alimento ni un producto de primera necesidad, pero la poderosa empresa Bavaria (propiedad de SAB Miller desde 2005) siempre ejerció una presión indebida sobre los legisladores con el poder de su chequera, cada vez que se debatía una reforma tributaria en el Congreso de Colombia. Sin embargo, queda por contestar una pregunta: la de si ¿ese incremento del impuesto, trasladado al consumidor en el precio del producto, no ocasionará una indeseada caída de la demanda con la consecuente merma en el recaudo de impuestos? Aun si así fuere, hay una gran ganancia en todo ello, y es que en la mayoría de crímenes que se cometen en Colombia, y de los accidentes de tránsito, está presente el alcohol. Por tanto, disminuyendo su consumo disminuyen también crímenes y accidentes y los costos que estos acarrean.

Posted by Saúl Hernández