Luego de cumplir su primer año de mandato, la mayoría de los medios de comunicación resaltan que el gobierno de Juan Manuel Santos continúa en plena luna de miel con el pueblo colombiano, lo que parecen confirmar todas las encuestas, como ‘Colombia Opina’ (de Ipsos-Napoleón Franco, para Semana, RCN Radio y RCN Televisión), que le otorga a Santos un considerable 71 por ciento de favorabilidad. Sin embargo, al analizarse con detenimiento la encuesta, se deduce que el gobierno está haciendo agua.

En efecto, al compararla con otra de noviembre de 2010, se advierte que las calificaciones de Santos han descendido notoriamente en todos los temas, así: la aprobación del manejo de las relaciones internacionales se redujo de 83 por ciento en noviembre, a 75 por ciento en la actualidad; el manejo de la seguridad bajó 21 puntos, del 80 al 59 por ciento; la lucha contra la corrupción, a pesar del show que se ha hecho, bajó del 71 al 58 por ciento; las relaciones con el Congreso también bajaron del 71 al 58; el manejo de la inversión social cayó de 63 a 55 por ciento; la economía del 61 por ciento al 51 y el manejo del desempleo, del 44 al 31 por ciento.

Como si fuera poco, la mitad de los colombianos creen que el país va por buen camino, pero hace un año lo creía el 60 por ciento. En cuanto a si los colombianos creen que Santos está cumpliendo sus promesas de campaña, la cifra ha caído de 66 por ciento en noviembre a 60 por ciento hoy.

Otras encuestas ratifican estas cifras. La de Gallup de junio de 2011, trae datos reveladores: la aprobación sobre la forma como el presidente está manejando la seguridad, era de 71 por ciento en julio de 2010 (aún con Uribe), ahora es solo del 37 por ciento, casi la mitad. Sobre la forma como el presidente está manejando la guerrilla, el 82 por ciento en el 2010 la aprobaba y apenas el 53 por ciento lo hace en junio de 2011. Igualmente, Santos pasó de 76 por ciento de favorabilidad en julio de 2010 a 67 por ciento en junio de 2011.

También hay una encuesta del Centro Nacional de Consultoría realizada para el Noticiero CM& (agosto 4), en la que Santos tiene una imagen positiva del 85 por ciento y una aprobación de su mandato del 83; pero donde la seguridad ha disminuido según el 52 por ciento de los encuestados y la pobreza ha aumentado de acuerdo con el 58 por ciento.

Es decir, por mucho que algunos le doren la píldora al gobierno, ya no puede creerse, seriamente, que Santos y los colombianos sigan en luna de miel. Una cosa es que las mayorías silenciosas que eligieron a Santos para mantener el legado de Álvaro Uribe lo sigan apoyando y mantengan el optimismo en alto, por el bien del país, y otra muy distinta es creer que hay una comunión entre Santos y la gente, cosa que no existe en realidad.

Más bien, lo que puede apreciarse en estas encuestas es que los colombianos le mantienen abierto un compás de espera a Santos para que dé resultados. Ya está claro que él no está cuidando los huevitos de Uribe —que son de todos los colombianos— y que muchas de sus promesas de campaña se quedaron en los rieles, pero los colombianos todavía le tienen fe. La pregunta es ¿hasta cuándo?

Finalmente —y aunque no es lo mismo una encuesta técnicamente realizada que un sondeo—, la página web de RCN Radio preguntó ¿Cómo califica el primer año del gobierno de Juan Manuel Santos? El 93 por ciento de cerca de 18.000 internautas contestó que ‘malo’. Si eso es luna de miel, ¡cómo será cuando le volteen las espaldas! Esto es una llamada de alerta a ver si el gobierno se pellizca y deja de aguardar apariencias y creer que todo es cuestión de percepciones.

(Publicado en el periódico El Mundo, el 8 de agosto de 2011)

Documentos de Interés:

Encuesta Gallup – Junio 2011

También le puede interesar

Posted by Saúl Hernández

Deja un comentario